EN ZONA DE HIDROELECTRICA PORVENIR II, CONSERVAN ESPECIE EN RIESGO 

EN ZONA DE HIDROELÉCTRICA PORVENIR II,
CONSERVAN ESPECIE EN RIESGO 

Con el propósito de promover el rescate, propagación y conservación de la planta joven del guanábano de monte en los municipios de San Luis, San Carlos y Puerto Nare, en el área de influencia de la hidroeléctrica Porvenir II, se viene realizando durante esta semana la siembra de 100 árboles de esta especie.

La presencia de este árbol de gran altura estaba menguada hasta el año pasado y ahora con este programa de rescate, se aumenta la población y se evita su desaparición.

Esta especie, declarada como prioridad de conservación mundial, fue identificada durante el estudio de impacto ambiental y desde entonces, se formularon acciones para promover la especie ya que esta región es una de las dos únicas zonas en las que se ha encontrado en Colombia.

Las siembras contarán con el apoyo de líderes y organizaciones comunitarias, así como de las comunidades educativas de tres escuelas. Los sitios de siembra se eligieron teniendo en cuenta la necesidad de protección, como las microcuencas y la cercanía con establecimientos educativos en los que se ha desarrollado sensibilización ambiental con los niños y jóvenes. Estos son los lugares en los que se sembrarán los árboles:

  • Centros educativos rurales de las veredas Serranías y Los Limones, de Puerto Nare; y La Cumbre, de San Luis.
  • Corregimiento El Prodigio, San Luis.
  • Cinco predios de habitantes de la zona, ubicados en las veredas Serranías y Los Limones, de Puerto Nare.

“El rescate de especies en peligro es una de las prioridades de nuestro plan ambiental. En Porvenir II cuidamos la naturaleza con acciones concretas y compromiso verdadero y lo hacemos incluso antes de iniciar las obras. Sembraremos 100 nuevos árboles del guanábano de monte y tenemos 250 más en el vivero que construimos exclusivamente para el cuidado de esta especie en la vereda Tambores de Puerto Nare. Cuando alcanzan entre 70 y 100 centímetros de altura los plantamos en diferentes lugares de la región y así continuamos con la labor de propagación. De la mano de la comunidad seguiremos rescatando otras especies y cuidando el río y su cuenca, para así conservar la riqueza del cañón del Samaná Norte”, expresó Carlos Mauricio Meza Osorio, líder de proyectos de generación.

Toda una expedición de rescate y propagación

Con el apoyo del Jardín Botánico de Medellín, bajo la orientación científica del reconocido botánico Álvaro Cogollo, el 27 de mayo del 2016 se rescataron seis frutos de tres árboles adultos que fueron encontrados en la vereda Serranías, del municipio de Puerto Nare. De los frutos se extrajeron 673 semillas, de las cuales germinaron el 80%. Las plántulas estuvieron en el Jardín Botánico hasta el 14 de octubre, fecha en la que se trasladaron al vivero de Tambores y allí se fertilizaron, regaron y controlaron las plagas. Ocho meses después, 100 guanábanos de monte han crecido lozanos y fuertes y están listos para ser sembrados. Es una historia con final feliz.

Acerca del guanábano de monte

  • Su fruto tiene una apariencia similar a una guanábana pero no es comestible, mide cerca de 10 centímetros y sus flores cerca de 5 centímetros.
  • Se conoce con otros nombres: fruta de molinillo o guanabanillo.
  • Alcanza una altura de 25 metros. Crece en zonas que se encuentran entre los 400 y los 1.550 metros sobre el nivel del mar.
  • En Colombia esta especie se ha encontrado en el nororiente y en el oriente de Antioquia.
  • La Magnolia silvioi está reportada en el Libro rojo de plantas de Colombia, en la categoría “en peligro”, que significa que está en riesgo de extinción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *