Símbolos de San Carlos

ESCUDO

escudo san carlosFue diseñado y dibujado por Don Julio Rivera. Este escudo fue reconocido por el acuerdo N° 6 del 7 de enero de 1961 por el Honorable Concejo municipal. Este escudo tiene varios aspectos simbólicos: Labrador con herramienta de trabajo, y a su lado un canasto lleno de frutos: simboliza el trabajo de los campesinos de la región.

La mujer con los ojos vendados: la fe. Estos dos símbolos están en un valle y son atravesados por un río. La leyenda superior en una cinta dorada dice “Fe y trabajo”, mientras en la parte inferior está el nombre del municipio “San Carlos” en la parte inferior.

BANDERA

bandera san carlos

La bandera del municipio de San Carlos la ideó el PADRE JULIO NOREÑA, ilustre Sacerdote nacido el 15 de marzo de 1898 en Marinilla-Antioquia, en el hogar formado por don Ildefonso Noreña G. y Doña Sofía Gómez.

Fue ordenado Sacerdote por Monseñor Caicedo el 2 de abril de 1927, cantó su primera misa en la Iglesia de la América en Medellín, en 1933 regía los destinos de esta parroquia donde permaneció por espacio de 7 años como párroco de la localidad, este ilustre levita se incrustó en la historia y el corazón de los sancarlitanos.

La bandera está formada por dos franjas de igual ancho; en la parte superior de color blanco que significa paz y la parte inferior de color rojo que significa amor; aunque no existe acuerdo del Concejo Municipal de San Carlos que así lo determine, ésta es reconocida por toda la comunidad.

Himno

Autor: Víctor Ramírez Puerta

Audio:

Descargar el himno del municipioTipo de archivo: mp3Tamaño: 1.4 MBjpg

Letra:

CORO
De San Carlos en nombre cantemos
penetrados en hondo fervor
y ante propios y extraños brindemos
a este nombre respeto y amor.

I.
Fe y trabajo es el lema glorioso
Que a San Carlos da lustre y honor
que profesa con brío y con gozo
acatando con él al creador.

II.
Fe y trabajo precepto divino
que a raudales da vida y da luz
y es razón porque así lo previno
en la tierra el divino Jesús.

III.
Es el lema! Oh San Carlos! de gloria
tu gran nombre hasta el fin colmará
y en el límpido mar de tu historia
fe y trabajo doquier se leerá.

IV.
Repitamos con ánimo presto
estas voces de inmenso valor
que ahuyentan el ocio funesto
y hacen patria con noble primor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *