Símbolos de El Peñol

EL ESCUDO

Escudo_de_El_PeñolAcuerdo Municipal N°: 034 del 1 de marzo de 1960 Se describe a continuación el Escudo de Armas: En el fondo una cruz de los padres antonianos que significa la religiosidad y la devoción al primer patrono: San Antonio. la forma del escudo es de la armería española para indicar la hispanidad y el idioma. Las cornucopias, los reales de minas que dieron origen a la comunidad; cuatro en recuerdo a los cuatro ayuntamientos que existierón en la provincia de Antioquia: Medellin, Antioquia, Rionegro y Marinilla, de cuyo territorio fue desmembrado el Municipio de El Peñol. La Piedra de El Peñol para recordar el origen del nombre y para difundir una de las maravillas naturales más sobresalientes del país y del mundo; la mitra de oro, el báculo y la cruz arzobispal, recuerdan el nacimiento del Excelentísimo Señor José Vicente Arbeláez, Primado de colombia nacido en la Vereda La Chapa, a la vez que la casta sacerdotal, tan numerosa en el municipio. La flecha, el hacha y el sable, representan las razas india y española y el trabajo tesonero de sus habitantes. Las ondas azúl y plata representa la hidrografía municipal y su Río Nare. La divisa “ENSE ET ARATRO” traduce:”Con la Espada y el Arado” y significa las glorias del trabajo y las luchas patrióticas y humanas.

BANDERA

BANDERA_El_PeñolAcuerdo Municipal N°: 109 del 23 de octubre de 1974

Se describe a continuación la Bandera de Nuestro Municipio:

El pabellón municipal de El Peñol está conformado por un paralelogramo en el cual la primera franja o superior es de color verde, emblema de esperanza, de abundancia y de libertad. La segunda franja o inferior es de color rojo y representa los valores de valentía, atrevimiento e intrepidez.

Himno

Autor: Jesús Antonio Franco

coro

Del peñol su grandeza cantemos
al compás de la fe y del valor,
y un himno de gloria entonemos
acompañado con biblíco son.
I
Son sus campos tan ricos, tan bellos,
la mas regia expresión del amor;
do se muestra con claros destellos
la bondad del Supremo Hacedor

II

Sus praderas tan bien cultivadas
por sus hijos sedientos de honor;
son el grito de gloria alcanzada
al esfuerzo de atlético ardor.

III

El Río Negro lo riega constante
para darle a sus valles verdor
y luego se aleja triunfante
al compás de su viejo rumor.

IV

Adornado con moles gigantes
a lo lejos se mira EL Peñol
con hermosas montañas delante
donde quiebra sus rayo el sol

V

Son sus hijos de aquellos patriarcas
que conservan la fé del pasado
y que saben guardar en sus arcas
el valioso tesoro legado.

VI

Con titánico esfuerzo conquista
un puesto de honor en la historia,
y saldrá de su sueño el artista
que sepa cantarle la gloria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *