SIGUE LA INCERTIDUMBRE EN EL SECTOR SALUD DE RIONEGRO

SIGUE LA INCERTIDUMBRE EN EL SECTOR SALUD DE RIONEGRO

Gran incertidumbre se ha generado en el área de la salud y en la comunidad en general de Rionegro ante la posible liquidación de los Hospitales San Juan de Dios y Gilberto Mejía Mejía, como resultado de un estudio que la Alcaldía municipal contratara y no diera datos muy satisfactorios ni alentadores.

Aunque no pudimos conseguir el estudio, haremos el análisis sobre las cuatro variables que arrojó, las cuales son:

  • Liquidar el Hospital Gilberto Mejía Mejía.
  • Liquidar el Hospital San Juan de Dios.
  • Una absorción del Hospital San Juan de Dios al Gilberto Mejía.
  • Y la cuarta opción es no hacer nada y dejar todo como viene funcionando.

El tema de las instituciones de salud no es algo solo de Rionegro, es un tema general que viene desde hace varios años afectando todo un sistema de salud, llevando a la crisis y a la quiebra a tantas instituciones, pero sin lugar a dudas, con un solo perjudicado: el usuario.

En Rionegro entonces, el Concejo Municipal aprobó el Acuerdo 005 del 2017, el cual le da facultades al alcalde para tomar decisiones en cuanto a la reorganización de los hospitales del orden municipal. En este sentido fue que se realizó el mencionado estudio con los resultados ya anotados.

Diana Mejía Valencia, secretaria de Salud del municipio manifestó que “Hay que aclarar que la infraestructura donde está el Hospital Gilberto Mejía no puede tener otro tipo de destinación, o sea, no se puede montar ni un restaurante, ni un hotel, esa es una infraestructura para prestar servicios de salud, nosotros tenemos que garantizarle a la comunidad el nivel 1 de la población no asegurada y fortalecer el esquema de atención”

Por su parte Natalia Vargas Sánchez, Médica de la ESE Gilberto Mejía mostró su preocupación por el futuro de la institución y expresó que: “Esos estudios apenas se conocieron hace poco más de dos semanas, demostrando que los hospitales no son competitivos desde el punto de vista financiero y por esto hay que generar algunos cambios. Nosotros como funcionarios estamos esperando hasta el 24 de agosto que es la fecha límite que el alcalde tiene para pronunciarse sobre cuál de las opciones va a tomar”.

Muchas son las voces de solidaridad que los hospitales han recibido, la noche del jueves más de 500 personas se aglomeraron en las afueras del Gilberto Mejía para hacer una vigilia por la institución y para pedir por la sabiduría del alcalde para que en su buen saber y en su sentido común no acabe con los hospitales, sino que los fortalezca y los ayude.

También en un foro realizado el viernes en el barrio El Porvenir, convocado por los Concejales Ricardo Nieto y Alonso Rendón la comunidad se manifestó y rechazó toda opción de liquidar o de acabar el hospital y le hacen una petición muy especial al alcalde para que éste patrimonio de los rionegreros no lo vaya a acabar y para que revalúe toda intensión de liquidar estas instituciones que velan por la salud no sólo de los rionegreros sino de otras regiones del departamento.

El Concejal Ricardo Nieto expresó para orientese.co que “la opción de liquidar el Gilberto Mejía, le puede valer al municipio unos 8.500 millones, liquidar los dos hospitales, podría costar más de 50 mil millones, la fusión por absorción que puede valer unos 2.000 millones y la última opción dejarlos como están, que para mi esa sería la más viable y mientras se van a gastar unos dineros en la liquidación, pues que le inyecten esos recursos a las E.S.E.s y así las fortalezcan a través de programas y proyectos para no acabar con el patrimonio de los rionegreros sino por el contrario fortalecerlos”.

El alcalde Andrés Julián expresó que él tiene plazo hasta el 24 de agosto para tomar su decisión, lo que sí aseguró fue que de las cuatro opciones, la cuarta, la de no hacer nada y dejar las entidades igual no tiene asidero.

“Tenemos mucha incertidumbre por lo laboral, pues no sabemos qué va a pasar con nuestros cargos, pero sobre todo con la red de servicios para los rionegreros. Lo que es claro y se lo hemos dicho al alcalde, es que Rionegro no puede quedarse sin un primer nivel de atención y sin una red propia de servicio de atención” finalizó Natalia Vargas Sánchez. 

Aunque indudablemente este tema tiene sus bases en el tema financiero, en los corrillos políticos del municipio se habla más de una rencilla política ente el alcalde y un concejal que supuestamente tiene muchos poderes en los dos hospitales y que ésta sería la manera de limitar su manejo sobre la salud de los hospitales públicos de Rionegro.

Estamos a menos de 20 días de conocer el final de ésta trascendental decisión, para lo cual la administración municipal deberá tener un muy amplio plan de contingencia para no llegar a generar una emergencia en la prestación de los servicios y no generar traumatismos en la red de servicios de salud de la región.

Videos: Acuario TV

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *