EL ORIENTE ANTIOQUEÑO

Oriente AntioqueñoEsta zona de climas variados es una de las nueve subregiones con las que cuenta el departamento de Antioquia. Una subregión rica en tierras fértiles para la agricultura, la ganadería, fuentes hídricas incluyendo grandes embalses que surten de agua a la ciudad de Medellín y sus alrededores y también la producción de energía eléctrica no solo para el departamento sino para toda Colombia.

La extensión total de esta área de Antioquia es de 7021 Km² que se reparte en un total de 23 municipios que son: Abejorral, Alejandría, Argelia, Cocorná, Concepción, El Carmen de Vibora, El Peñol, El Retiro, El Santuario, Granada, Guarne, Guatapé, La Ceja, La Unión, Marinilla, Nariño, Rionegro, San Carlos, San Francisco, San Luis, San RafaeL, San Vicente y Sonsón.

Este lugar atrae por su diversidad de paisajes, lugares para la recreación, su variedad gastronómica y sus climas tan variables de una subregión a otra.

La construcción del aeropuerto Internacional José María Córdova en 1985,  a la vez que con la zona franca y una gran cantidad de empresas que se han asentado en la región generó que más gente de Medellín y otras regiones del país llegaran a la zona e invirtiera o se quedaran para vivir.

La zona de embalses (Alejandría, Concepción, El Peñol, Guatapé, Guatapé, Granada, San Carlos y San Rafael) es considerada estratégica por su generación de energía para todo el pais y por su desarrollado turismo con planes de pesca y la práctica de deportes náuticos.

Actualmente se viene desarrollando la obra del Túnel de Oriente que conectaría a la capital paisa con el municipio de Rionegro reduciendo a menos de la mitad de tiempo de los que se demora por vías como la Autopista Medellín-Bogotá, Santa Elena y las Palmas, principales corredores que llevan a los 23 municipios de la subregión.

LA VUELTA A ORIENTE

El Oriente fue descubierto por los expedicionarios de Jorge Robledo y los indígenas (Tahamíes)  que en esas épocas ocupaban este territorio se quedaron allí por la fertilidad de las tierras. También en el hallazgo de esta zona tienen que ver los españoles Álvaro y Diego de Mendoza, quiénes fueron los que descubrieron el Río Negro, un caudal de grandes dimensiones, que siguieron en busca de pozos auríferos, actividad que caracterizó a los colonos que estuvieron en Antioquia.

El Oriente antioqueño participó activamente en la guerra de independencia, pues aquí el General José María Córdova armó su ejército para colaborarle a Simón Bolívar a desterrar a los españoles que tenían sometida a la población de ese entonces, además de que se libraron fuertes batallas por los municipios de Marinilla, Rionegro y El Carmen de Viboral, logrando que estas regiones fueran libres y comenzaran a tener progreso hasta la actualidad.

La minas de oro también fueron una razón para que los colonos no quisieran salir de estas tierras, razón por la que se dio la Revolución de los Comuneros en Guarne, donde varias personas se unieron para revelarse ante la opresión de los colonos que cobraban tributos por cada producto que sacaban de sus tierras, logrando así libertad e independencia.

También se destacan las grandes elevaciones que se pueden encontrar que van desde las vertientes cálidas y húmedas hasta altiplanos de que pueden estar sobre los 3350 metros sobre el nivel del mar como el Cerro los Parados de Sonsón. Estas montañas son las que poseen los nacimientos de agua que terminan en ríos, quebradas y lagos que le dan prosperidad y riqueza no solo a la región sino al departamento.

La región también se caracteriza por la amabilidad de sus gentes, que siempre acogen con calor humano a propios y extraño, haciendo que las personas quieran volver más seguido para seguir disfrutando de todas las opciones y maravillas que ofrece esta subregión.

COMPLEJO HIDROELÉCTRICO DEL ORIENTE

Como ya lo habíamos comentado anteriormente, el oriente antioqueño es una de las zonas más importantes para el país en cuanto a energía eléctrica se refiere. Esta producción masiva se da gracias a los caudales de los ríos Guatapé, Nare, San Carlos, Calderas y Tafetanes que son las que abastecen a todo el departamento y al menos al 90% del país.

Esta actividad se comenzó a hacer en el año de 1926 cuando se descubrió que se les podía sacar un provecho mayor a la hora de generar energía. Los estudios comenzaron mirando la manera de desviar el caudal del río Nare hacia el río Guatapé y pode aumentar el potencial eléctrico, y aprovechar los recursos de manera óptima.

Para 1964, se comenzó la construcción de la Central Hidroeléctrica de Guatapé, que quedó ubicada entre los municipios de Guatapé, San Rafael, El Peñol, San Vicente y Alejandría. Esta obra se consideró la más importante de su género por el esfuerzo que requirió en su montaje  y por las implicaciones sociales. Esta obra se terminó de construir en 1978.

Actualmente en el oriente antioqueño tiene las centrales de las Playas y Guatapé, propiedad de Empresas Públicas de Medellín y la de San Carlos y las Jaguas que pertenecen a Isagén.

La primera es la de Guatapé que conecta con el embalse de Santa Rita, que toman las aguas del río Nare. Estas aguas que capta esta central son desviadas al río Guatapé y estas a su vez surten a las represas de las playas y Punchiná que alimenta a las centrales de Playas y San Carlos.

La otra es la de Santa Rita, ubicada en el valle de San Lorenzo. Esta almacena las aguas del río Nare, que son aprovechadas por la central de las Jaguas, que las lleva al embalse de Las Playas que a su vez las devuelven a las centrales de las playas y San Carlos.

Las aguas de la central de San Carlos siguen por el curso del río Samaná  que cae al Nare, y luego al río Magdalena.

Para que este proceso se dé debidamente se necesitan ríos con grandes caudales de agua, y un territorio adecuado para construir una presa que permita depositar el agua en las épocas de invierno para tener reservas para el verano.

Luego el sistema de conducción de agua lleva el líquido al cuarto de máquinas que poseen una torre de captación donde entra el agua por l túnel de conducción. Allí el grado de inclinación y reducción progresiva en el diámetro interior aumenta la velocidad y la presión del agua. El chorro que produce mueve la turbina que al girar rápidamente generando energía mecánica y que de ese movimiento se genera la energía eléctrica que es enviada a los transformadores y mediante las líneas de transmisión viaja hasta los sitios de consumo.

MEMORIA SOBRE EL CULTIVO DE MAÍZ EN ANTIOQUIA

Antioquia es un departamento que también ha dado grandes personajes a la historia nacional. Hay artistas, militares, grandes abogados, eruditos y artistas que han dado de que hablar como Fernando Botero, Tomás carrasquilla entre otros. En este caso ponderaremos la obra maestra de uno de ellos.

Este es un poema de Gregorio Gutiérrez González, nacido en La Ceja, Antioquia en 1826, y quien es considerado el primer poeta de Antioquia. También influyó enormemente en toda Hispanoamérica. A continuación, apartes de su poema:

“No estarán subrayadas las palabras

poco españolas que en mi escrito empleo,

pues como solo para Antioquia escribo, yo no escribo español sino antioqueño.

El guayacán con su amarilla copa

 luce a lo lejos en la selva oscura,

como luce una estrella entre las nubes,

cual grano de oro que la jagua oculta.

Y con un largo recatón de punta

 hacen los hoyos con la diestra mano,

donde arrojan mezclada la semilla: un grano de frísol, de maíz cuatro.

El maíz con la lluvia va creciendo

henchido de verdor y lozanía y en torno del entapizado suelo,

 va naciendo la yerba entretejida.

Por doquiera se prenden los bejucos

que la silvestre enredadera estira,

y en la florida espiral trepando envuelve

las cañas de maíz la batatilla.

¡Oh¡ comparar con el maíz las papas!

¡es una atrocidad, una blasfemia!

¡comparar con el rey que se levanta

la ridícula chisga que se entierra¡.

¡Y mil y mil manjares deliciosos

que da el maíz en variedad inmensa¡

empero con la papa, la vil papa,

que es lo que puede hacerse? No comerla.

Esos recuerdos con olor de helecho

son el idilio de la edad primera,

son planta parásita del hombre

que, aún seco el árbol, su verdor conservan.

Fuente: http://www.historiadeantioquia.info/