MONITOREAN LOS PECES MIGRATORIOS DEL SAMANÁ NORTE Y SUS AFLUENTES 

MONITOREAN LOS PECES MIGRATORIOS DEL
SAMANÁ
 NORTE Y SUS AFLUENTES 

El proyecto hidroeléctrico Porvenir II, con el respaldo técnico y científico del Grupo de investigación en zoología de la Universidad del Tolima, comenzó desde el mes de febrero el estudio y monitoreo de la biología pesquera y de la biología reproductiva de las especies reófilas, que son aquellas que prefieren vivir en corrientes o en aguas que se mueven rápidamente.

Dichos estudios se están realizando en el área de influencia directa biótica acuática del proyecto, que comprende los ecosistemas acuáticos que van desde la vereda La Josefina (San Luis) hasta Puerto Nare y desde Puerto Triunfo hasta Puerto Berrío en la cuenca media del río Magdalena.

“La información que reunimos, sumada a la que previamente se consolidó en el estudio de impacto ambiental, complementará datos como por dónde nadan los peces, de qué especies son, dónde desovan, cómo se comportan, tanto en el río Samaná Norte como en sus afluentes. Igualmente, aportará a la implementación de las medidas de manejo y conservación de la fauna íctica y a prevenir, controlar, mitigar y compensar de la mejor manera los impactos que se puedan presentar sobre el río, los peces y la economía de los pescadores, una vez iniciemos las obras”, explicó Carlos Mauricio Meza Osorio, líder de proyectos de generación.

Lo que esperamos documentar

  • Cada mes se están monitoreando 11 puntos para determinar la abundancia de peces migratorios de importancia comercial, así como su distribución espacial y temporal.
  • Semanalmente se realizan monitoreos sistemáticos y estandarizados, con el fin de establecer las especies que ingresan a desovar desde el río Magdalena al río Samaná Norte o en tributarios.
  • En cada uno de los sitios se toman muestras de agua para la evaluación de 15 variables fisicoquímicas y dos bacteriológicas, con el objetivo de determinar la calidad de las aguas y la oferta de alimento para los peces que residen en cada uno de los ríos y quebradas.
  • Hasta el próximo martes 11 de julio, se realizará el primer marcaje de peces migratorios, el cual permitirá identificar áreas prioritarias para estas poblaciones, la duración de dichos movimientos, distancias y velocidades de migración y posible tiempo de residencia de estos peces en los diferentes hábitats.

“El marcaje es uno de los compromisos que adquirimos en la licencia ambiental y lo estamos ejecutando con los más estrictos estándares. El Grupo de investigación en zoología de la Universidad del Tolima es reconocido por Colciencias en categoría A, tiene amplia trayectoria investigativa en taxonomía y en estudios para establecer los principales parámetros de la historia de vida, calidad de agua, dinámica pesquera, bioindicación e interacciones entre organismos. Además posee experiencia en monitoreo de la ictiofauna en proyectos hidroeléctricos”, agregó Meza Osorio.

El marcaje se realizará en cinco puntos de la cuenca, así:

  1. El Tupión, río Samaná Norte
  2. Confluencia del río Samaná Norte con el río Nus.
  3. Río Nare, 300 metros aguas arriba de la desembocadura.
  4. Caño San Pablo, río Magdalena.
  5. Río Magdalena, cerca al caño de La Ciénaga Palagua.

¿En qué consiste el marcaje?

En los cinco puntos se espera capturar entre 2.000 y 3.000 peces migratorios, de especies que ya han sido registradas en los estudios previos que elaboró el proyecto para el levantamiento de la línea base en el estudio de impacto ambiental: dorada, pataló, sabaleta, picuda, bocachico, comelón, vizcaína, bagre, capaz y nicuro.

Los peces capturados, de determinado tamaño y según la especie, serán medidos, identificados taxonómicamente y se les pondrá en la aleta dorsal una marca con un número dentro de un tubo plástico de tres centímetros, como lo muestra la imagen:

Los peces marcados se regresarán al río para que sigan su curso. De esta manera, cuando un pescador lo atrape o cuando en un par de meses lo recapture el equipo técnico de la Universidad del Tolima, se logrará identificar las rutas de migración de las diferentes poblaciones, la duración de dichos movimientos, distancias y velocidades, desde el río Magdalena hacia el río Samaná Norte, sus afluentes y viceversa. Así mismo, se determinará el tiempo de residencia en los diferentes hábitats.

Ayuda de la comunidad

Al interior del tubo también se encuentra una etiqueta con los logos de Porvenir II y de la Universidad del Tolima, en la cual hay dos números telefónicos, 315 593 88 63 y 313 292 05 01, para que quienes encuentren peces marcados llamen a nuestro equipo de trabajo y le entreguen la siguiente información:

  1. Sitio donde capturó el pez con la marca.
  2. Fecha en la que lo pescó.
  3. Número que aparece en el tubo.

El reporte también se podrá dar en las oficinas de atención a la comunidad, ubicadas en San Carlos, Puerto Nare, San Luis y el corregimiento El Prodigio. La ayuda de la población es fundamental en este estudio, pues la información que se logre reunir con su colaboración y durante los monitoreos que realice la Universidad, permitirá obtener mejores resultados.

Para incentivar el reporte de los peces encontrados, se entregará un obsequio a las personas que llamen o vayan hasta las oficinas de Porvenir II.

Un comentario

  • Silvia López Casas

    Es preocupante que pongan la marca como se indica en la foto, pues el tejido conectivo de las aletas es muy frágil como para soportar la presión de una marca en un río tormentoso como el Samana. ¿Quiénes realizan el marcaje? ¿Por qué no ponen la marca bajo los últimos pterigioforos de la aleta dorsal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *