Lo que quedó después del paro contra Sonrío en Rionegro

Lo que quedó después del paro contra Sonrío en Rionegro
Lo Bueno, lo Malo y lo feo de la jornada de protesta

Foto: Cortesía

Mucha expectativa se tenía con la convocatoria del paro cívico realizado el día miércoles en Rionegro, convocado por diversos sectores, representantes de las empresas transportadores del Oriente y de grupos de oposición de Rionegro, en el cual querían mostrar su inconformismo con las medidas tomadas por la Administración Municipal y el tema de Sonrío.

La Marcha

La marcha que llegó principalmente desde la autopista, con manifestantes provenientes de Guarne, Marinilla y El Santuario, quienes con pancartas y arengas en contra del proyecto de la reestructuración del transporte de Rionegro -Sonrío- y amenizados de una buena papayera, recorrieron varias vías para llegar hasta el parque de la Libertad del municipio.

Ya en este punto de encuentro, llegaron más personas de otros municipios, quienes coincidían con su protesta y los reparos a algunos puntos que plantea Sonrío, como el impedimento a que el transporte de los municipios vecinos, llegue hasta el casco urbano, perjudicando a los usuarios de la región.

La marcha y el plantón no habían sido aprobados por la secretaría de Gobierno de Rionegro, hecho por el cual la concentración en la plaza no duró mucho tiempo y se dispersó sobre el medio día.

El Transporte

El comportamiento del transporte fue alternativo, mientras rutas como Marinilla que paró en un alto porcentaje su servicio, uno que otro vehículo, para El Carmen pararon los taxis, teniendo que disponer de una que otra aeroban y las busetas del sector La Pola, aunque lento, prestaron el servicio.

Guarne también bajó su frecuencia, fue intermitente, pero sí prestaron su servicio, al igual que lo hicieron el resto de rutas intermunicipales, como El Santuario, Granada, La Ceja, El Retiro y Medellín.

A nivel local, en el sector urbano no se dieron mayores alteraciones, caso contrario a lo presentado hacia las veredas, donde rutas como La Inmaculada, Alto Bonito, Abreo, Santa Bárbara, San Luis, Río Abajo y Mampuesto entre otras presentaron ausencia de transporte.

Lo malo y lo feo

La marcha la cual se dio con tranquilidad, tuvo varios hechos que hay que lamentar y rechazar, uno es la agresión con piedras que sufrió un bus en el sector de Fontibón, dejando una persona herida y daños en el vehículo. De este hecho se logró identificar al culpable, un joven de 14 años, el cual no pudo ser judicializado.

Otro hecho fue el intento de sabotaje a la marcha por parte de un jóven proveniente de Marinilla, quien regó tachuelas en la vía, las cuales afectaron algunos vehículos e hizo el intento de bloquear la vía, a la altura de la Compañía Nacional de Chocolates. Esta persona fue detenida.

Como antesala de la jornada de protesta, se dieron una serie de audios que circularon por WhatsApp, los cuales incitaban a la utilización de la violencia, amenazando con quebrar a piedra y hasta quemar los vehículos que salieran a prestar el servicio público. Esto prendió las alarmas de los organismos de seguridad.

Y un cuarto hecho, lo podemos incluir en esta sección y fue la no autorización por parte de la alcaldía para el libre derecho a la protesta, si ya se había hecho el anuncio de la recompensa de los 50 millones para quien informara sobre las personas que llevaran a cabo actos vandálicos y se tenía el reforzamiento de la fuerza pública, no tenía sentido no aprobara la marcha.

Por este hecho, la Defensoría del Pueblo, Seccional Antioquia, en representación de Jhon Jaime Zapata Ospina, envió comunicación al Secretario de Gobierno de Rionegro Hernán Darío Álvarez Suárez, donde cuestionó la negativa a la libre protesta, le solicitó se analice dicha comunicación en bien de los Derechos Fundamentales Vulnerados y añadió: «no es más que la firme intención de coartar un Derecho Legítimo, del que complace todo ciudadano colombiano, que goza de un Estado Social de Derecho, sin limitaciones más que las dadas por la constitución y la ley».

Para Resaltar y destacar

Aunque es un tema que ha generado mucha polémica por sus incidencias en la región, hay que resaltar que desde hace muchos años, el Oriente Antioqueño no se unía en una sola causa, buscando la integración y el desarrollo de la región.

La gestión realizada por los Congresistas Esteban Quintero y León Fredy Muñoz ante la comisión VI de la Cámara de Representantes, la cual tiene que ver con el transporte, para llevar a cabo un debate de control político a la estrategia Sonrío, en la cual asistirán la Ministra de Transporte Ángela María Orozco; el Alcalde de Rionegro, Andrés Julián Rendón, los Alcaldes de la subregión Altiplano de Oriente de Antioquia, el gerente de Masora, la comunidad interesada y las empresas transportadoras que tienen incidencia directa con el tema.

La Asamblea de Antioquia, también le pondrá el ojo al tema de la reforma al transporte de Rionegro y al programa Sonrío, gracias a la proposición de los diputados Rogelio Zapata, Luis Peláez y Saúl Úsuga para crear una comisión accidental en la Duma paisa y generar un espacio de audiencia pública para escuchar a las partes involucradas en el tema de Sonrío.

Y el grupo convocante de las marchas y de todo el inconformismo con este tema, sigue en sesión permanente y continúa en la recolección de las firmas, llegando a unas 15.000 las recolectadas en todo el Oriente, con las que esperan poder entablar algunas acciones legales contra Sonrío y así no perjudique a las comunidades y transportadores de toda la región.

Lo que viene

Este tema seguirá dando mucho de qué hablar, mientras algunos grupos siguen inconformes con la implementación de Sonrío y se está a la espera de algunas acciones legales que se han interpuesto, la administración municipal continúa adelante con el proyecto, con la adecuación de las casetas en las terminales satélites, la definición de las rutas y la socialización ante diferentes públicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* * * * * Diseñada y administrada por ORIENTESE.CO Comunicaciones - orientese@une.net.co