Familias campesinas transforman terreno de La Ceja con proyectos productivos agrícolas

Familias campesinas transforman terreno de La Ceja
con proyectos productivos agrícolas

Nahún de Jesús Orrego sembró como parte de la reconstrucción de su proyecto de vida, pero también como acto pedagógico. Por eso que lo haga en Miraflores, un predio en el municipio de La Ceja que hasta hace poco fue propiedad del narcotráfico, es una acción aún más destacable. 

Parado bajo el invernadero de 500 metros cuadrados, en el que pronto comenzará el cultivo, Nahún cuenta que el de él es parte de una colonia agrícola que actualmente se está construyendo en La Ceja. En total son 12 familias víctimas del conflicto, provenientes de San Carlos, Granada, Montebello y Apartadó, quienes recibieron igual número de parcelas de manos de la Unidad de Restitución de Tierra en este terreno ubicado a escasos 10 minutos del casco urbano de La Ceja.

Paola Andrea Cadavid Acevedo, directora territorial para Antioquia de la URT, explica que el de La Ceja del Tambo, es un caso excepcional, pues generalmente se busca que las familias retornen a sus lugares de origen. Sin embargo, con cada una de estas 12 familias, se definió que  no era posible su retorno y por eso entraron a hacer parte de los beneficiados con la restitución en este predio.

Hasta el 2015 Miraflores, una finca de 7,2 hectáreas, pertenecía a los hermanos Luis Fernando y Mario Galeano Berrio, reconocidos testaferros de Pablo Escobar Gaviria, a quienes la justicia colombiana les quitó el predio para reparar a las víctimas del conflicto armado. El terreno fue loteado en parcelas de aproximadamente 5.000 metros cuadrados y la casa principal, que antes fue epicentro de reuniones de los victimarios, ahora es el espacio en el que los nuevos dueños se reúnen para hablar de sus proyectos, esperanzas y hasta el patio principal se convirtió en el semillero.

La producción Sosteible

Cada una de las parcelas que conforman Miraflores tiene un proyecto productivo que fue asesorado y acompañado desde el momento mismo de la formulación por profesionales de la URT, el Sena y hasta  una asociación privada para el caso del cultivo de los arándanos.

Precisamente, con este producto, las familias esperan llegar a los mercados de cadena pues son pioneros en el país con este producto, el cual hasta ahora sólo se consigue importado y deshidratado.En la actualidad ya tienen 2.500 plántulas de las cuales esperan cosechar al menos 200 kilos del fruto por temporada.

La directora de la URT, cuenta que además otra familia tiene un proyecto para construir un galón de gallinas de pastoreo, o gallinas felices como comúnmente les dicen, para producir huevos orgánicos.

Nahún por su parte, dice que lo más bonito de todo el proceso fue que familias que no se conocían antes, pero a quienes los une el hecho de ser golpeados por el conflicto armado, se unieron para reconstruir sus proyectos de vida desde la siembra responsable, libre de químicos y con cuidado del medio ambiente.

“Acá en La Ceja, por ejemplo, está lleno de cultivos de flores, por eso nosotros decidimos sembrar comida, porque se necesita”, responde Nahún cuando se le indaga por su elección.

Inversión

A cada una de las familias, dentro de su sentencia de restitución, se les acompaña con un subsidio de hasta 40 salarios mínimos, el cual se desembolsa previa verificación de viabilidad y utilización del dinero para poner en marcha un proyecto productivo.

Según Paola Cadavid, La idea es que al finalizar los dos años de acompañamiento las familias se hayan capitalizado para reconstruir el proyecto de vida que fue parado en el momento en el que se desplazaron de sus lugares de origen.

En el caso de Miraflores se están invirtiendo cerca de 300 millones de pesos, y además de la URT, las familias recibien asesorías técnicas de parte de Cornare, la Alcaldía de La Ceja, La Fundación Salva Terra y la Empresa Arandazul.

Vía: Inforiente
Por: Carolina Pérez Ramírez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *