El Padre “Pacho”, una Vida dedicada a las comunidades

El Padre “Pacho”, una Vida dedicada a las comunidades

Foto: Hacemos Memoria

Hablar de Francisco Ocampo Aristizábal en el Oriente antioqueño, para algunos es extraño, pero cuando se dice padre “Pacho”, la reacción es distinta. Este hombre, nacido en el municipio de El Santuario el 14 de septiembre de 1935, hace parte de la historia obligada de la región.

Un sacerdote que salió de la comodidad del púlpito y entregó su vida al servicio de la comunidad. Convites y encuentros comunitarios dieron cuenta de ello, especialmente en zonas de embalses, donde el padre Pacho, con azadón en mano y pala, abrió caminos y construyó procesos sociales que fueron más allá de la teoría.

Movimientos regionales que incidieron en el reconocimiento de derechos de las poblaciones, que con asombro vieron cómo sus tierras eran expropiadas y dedicadas al desarrollo de megaobras que decían ser primero que el bienestar de los campesinos, fueron acompañados por el padre Pacho y otro número importantes de líderes de muchos de los municipios del Oriente.

El padre Francisco Ocampo, fundador de la Corporación Rural para la Educación (COREDI), habló en el programa Protagonistas, del Canal Acuario Televisión, de la historia de esta institución y su labor social en el Oriente antioqueño.

Según dijo, la manera en la cual inicia el padre Pacho su labor social, de la mano con las comunidades, es a través de las cooperativas. Constituye la primera en Marinilla, Guarne, El Peñol y Abejorral, además de éste, otro medio importante fue la radio. Rememora en diálogo con Carlos Humberto Gómez, cómo los campesinos aprendían a leer y a escribir por medio de Radio Sutatenza, con el apoyo de cartillas y libros, que eran llevadas al sector rural.

El padre Francisco Ocampo recuerda lo que fue el suceso histórico de la inundación de El Peñol, cuenta que, “En el Oriente antioqueño hubo un grupo llamado Codesarrollo e Icoplan, que hicieron lo que sería el desarrollo del Oriente antioqueño, un trabajo multiprofesional donde se definió, no solo que Medellín necesitaba descentralizar su industria, sino que necesitaba tener una fuente de energía, por tanto definieron hacer un embalse, que cambiaría la visión del Oriente”.

A principios de 1960, cuenta el padre, se le avisó a la gente que El Peñol sería inundado, la gente inició una protesta. El 12 de abril de 1969, se logró formular un contrato maestro, entre la comunidad y Empresas Publicas de Medellín, donde se proyectaron 14 programas de desarrollo, entre esos el turístico y el de usos abiertos del embalse, es decir, que se puede hacer uso libremente de él.

La movilización social

El Movimiento Cívico del Oriente, que nació a partir de estos procesos, tuvo una repercusión muy grande, y lamentablemente también víctimas, expresa el padre Francisco, y actualmente se pide que sea reconocida esta organización como víctima del conflicto armado y se integre la comisión de la verdad, para que se dé claridad en lo sucedido con el movimiento y sus líderes más destacados.

El padre Francisco, férreo defensor del medio ambiente, hizo un llamado al cuidado del agua, a propósito de ser una región rica en recursos públicos, “la región del Oriente hace parte de tres ríos importantes: uno que nace en la parte alta de Pantanillo, el rio Negro, el río Samaná, y el río Nus, los cuales conforman el río Nare; por eso se estableció la ruta más importante que tuvo Colombia, entrando por el río Magdalena, pasando por Islitas, llegando hasta las minas de Remedios y Segovia, pero la riqueza de esta época se llama el agua, el recurso hídrico”. El recurso hídrico fue lo que le dio riqueza a esta región, afirma.

Para este campesino, de origen santuariano, la piedra angular y el centro de su trabajo social lo refrendó con la fundación de Coredi, institución que le abrió puertas y oportunidades a los campesinos y al trabajo rural, especialmente.

Coredi nace de uno de los 14 programas de desarrollo de El Peñol, donde eran 7 de infraestructura y 7 de desarrollo social, uno del desarrollo social era la educación y éste el desarrollo rural. “Yo empecé con esto citando a muchachos del campo, con unos recursos que alcanzamos a recoger de la Diócesis, simplemente a estar acompañados por el Sena, promoviendo cosas de industrias menores”.

Pero los muchachos empezaron a entender que necesitaban validar la primaria y el bachillerato. “¡Ah!, entonces montemos una forma de validar la primaria”. Aparece en el Valle del Cauca la oportunidad para obtener la licencia para que, en un sitio cualquiera del país, un rector, pudiera dar inicio a un bachillerato rural, “y ahí empezamos nosotros a decir, vamos a tener necesidad de hacer un bachillerato rural con todas las reglas. En vez de traer los muchachos del campo a la cabecera, vamos a las veredas”. Primero formaron un tutor, quien era quien manejaba todas las áreas de sexto a once. El tutor iba dos días, luego tres y luego un cuarto día para un proyecto productivo”.

Dice el padre Pacho que, “Esta novedosa forma de llevar la educación al campo logró que se asociaran seis departamentos: Santander, Cauca, Tolima, Valle del Cauca, Bolívar, Arauca; lo trabajan de la misma manera que lo hacen en Coredi, con un grupo que se formó en Antioquia, pero con Coredi liderando, con un grupo que se creó en 1999 una Corporación Nacional de Educación Rural”.

El tecnológico Coredi, está hoy en 93 municipios de Antioquia, cuenta con una emisora de interés público, y emite a 35 municipios de Antioquia su programación, con alto componente académico y social.

Francisco Ocampo reconoce y agracedece a instituciones, parroquias, al departamento y a más de diecisiete mil personas que se han graduado como bachilleres, y a los que han regresado a sus parcelas a seguir apostándole al campo por medio de la educación.

Crónica Especial de La Prensa Oriente y del Programa Protagonistas del Canal Acuario Televisión

Edición No. 2 Periódico La Prensa #OrienteAntioqueño – Versión impresa para descarga en http://laprensaoriente.info/edicionimpresa/laprensa[Edicion2].pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *