DOÑA NOE, UN ANGEL PARA 120 PELUDITOS

DOÑA NOE, UN ANGEL PARA 120 PELUDITOS

Publicada: 09/09/2016

doña NoeAlan, lira, perla, vianca, lupe, cocacolo, abril, crespos y culi son solo unos cuantos de los más de 120 peluditos que acompañan a doña Noe, una mujer con mirada cálida, una voz tierna, unas manos cariñosas y que con sus, 64 años dice tener su sueño cumplido.

Desde hace 20 años cuando vivía en Medellín se soñaba con darle abrigo a tantos perritos desprotegidos o en situación de calle. Fue así como comenzó con 15 y decidió venir a radicarse a la finca de uno de sus hijos en el municipio de El Santuario, eso ya hace 10 años.

Doña Noe no es pensionada, no trabaja, se acuesta a las 2 o 3 de la mañana y a las 7 ya está levantada, descansa poco, come poco, su salud va desmejorando, es hipertensa, diabética y tiene artritis, pero todo esto no la limita para brindarle amor, cariño y un hogar a sus animalitos.

“Mi familia me visita poco, no puedo compartir con ellos, no puedo ir ni a un casamiento, ni a un bautizo, ni a un entierro, ni navidad, ni año nuevo, de acá no me muevo, esas fechas no existen para mí. Yo perdí a mi familia, cambie a mis hijos por los perros” dice con voz melancólica doña Noe.

Ella se siente sola y aunque tiene su fundación “El Arca de Noe” legalmente constituida, la mayoría de las actividades las realiza sola, y con tanta soledad le atormenta lo que pueda pasar con los animalitos el día que ella falte, pues aunque un hijo la deja tener su albergue en este sitio, le ha dicho que cuando ella muera…

Para doña Noe existe una gran problemática social, “como es que la gente llega al albergue, amarran los perritos, sus camadas de su puerta, cómo los tiran por el portón, por Dios, no sean inhumanos, no me traigan animales que no tengo como tenerlos, no tengo presupuesto, no tengo como poder alimentarlos, pero tengo que pedir y buscar recursos y ayudas porque ver uno más de 100 animales con hambre y no darles su cuido… me comen a mi” explica doña Noe.

img_20160904_181946806En el albergue ubicado en la vereda Aldana Abajo del Municipio de El Santuario hay más de 120 peluditos de todas las razas, tamaños y colores, “hay cachorros de 1 a 3 meses, de año y medio a dos años, aliviaditos, alentados, muy cariñosos, muy bonitos para adoptar, no compren adopten” suplica doña Noe.

Una de sus gestiones la quiso realizar ante el alcalde de El Santuario Luis Alexandri a quien acudió para buscar ayudas y forma de poder sostener el albergue, pero todo resultó en vano dice doña Noe y agrega “no recibí ayuda alguna, en el albergue del municipio solo tienen como 25 animalitos y yo tengo más de 120 y no me ayudan, esta problemática no es mía, es de la alcaldía. Si los animalitos no están acá, estarían en las calles del municipio” argumenta y dice “a mí me han dicho váyase pal pueblo y llévese todos los perritos para allá y déjelos, pero yo soy incapaz de hacerle eso a mis hijitos”

Muchas historias hay alrededor de estos peluditos nos cuenta doña Noe: “Negro, tiene una muy triste, vivía allí cerca en el corredor de la casa de una gente de Cali, ellos se fueron unas dos semanas y lo dejaron solo, yo mande a que me lo trajeran y lo vi en muy mal estado. Tenía en su frentecita un hueco y todo su pelito ahí adentro, lo empecé a limpiar hasta que se sanó un poquito. Luego me contaron que otro vecino le dio un hachazo que porque le robó un pedazo de carne. Negro se quedó acá conmigo y hoy esta sanito” Narra este angelito de los perritos.

Y con voz entre cortada nos añade: “pero la semana pasada vinieron a media noche y me tiraron por la malla una perrita que estaba gestando en ese momento. Yo sentía unos ruiditos extraños y cuando salí a revisar que era, vi a ésta indefensa perrita con cuatro cachorritos preciosos. Lo triste es que la perrita no alcanzó a sobrevivir y lo bonito de la naturaleza es que otra perrita ha estado al tanto de los cachorritos, los adoptó y los está acompañando” y con algo de cólera vuelve a decir “por Dios, no sean inhumanos, no me traigan animales que no tengo como tenerlos, no tengo presupuesto, no tengo como poder alimentarlos”

Maritza Betancurt, es la Directora de la Corporación, una joven estudiante de Negocios Internacionales y mercadeo que cada quince días viene desde el municipio de Sabaneta a ayudar a doña Noe y nos dice: “Esa ayuda es de alguna forma contribuir a algo, a no ser indiferente ni egoísta, en este mudo no estamos solos y siempre un ser va a necesitar ayuda”

banatonAprovecha el espacio y dice: “doña Noe es un ángel, ella ha dado todo en su vida para dárselo a los peluditos, a ella la debemos apoyar muchísimo y no dejarla sola, y una forma de ayudar es haciendo donaciones, necesitamos cuido,  medicamentos, cobijitas, toallas, champús y todo lo que pueda contribuir a que el albergue esté bien” expresó esta joven voluntaria, quien había participado ese día del “bañatón” junto con otro grupo de colaboradores de la causa perruna.

Muchas son las necesidades que tiene “El Arca de Noé” y consientes del cuidado del medio ambiente y de todos los recursos naturales y de cuidar la quebrada que pasa por el borde de la casa, quieren llamar la atención de Cornare para que les colaboren con la construcción de un pozo séptico, ya que hasta el momento y con las visitas que les han realizado no se ha podido lograr esta petición.

img_20160904_175825131En el albergue las últimas semanas han sido muy difíciles, a la falta del cuido se suma la enfermedad de varios de los animalitos de los cuales y lamentablemente han muerto 6 por la falta de medicamentos y de una oportuna atención. Al momento de terminar esta nota, doña Noe derrama sus lágrimas, cuando le cuentan que otro de los animalitos está sangrando por la nariz y también moriría.

Mientras doña Noe sigue pendiente de negro, crespos ángela, abril, manuela, vianca, lupe, luci, maría paz, muñeca, luna y toda su manada, termina su narración diciéndonos  “Me encanta que la gente venga, nos visiten, vean las necesidades, nos ayuden y vean como se invierten los recursos. Que todo lo hacemos por estos hermosos peluditos a quienes les tenemos que ayudar, ellos aún tienen muchos sueños por vivir, porque mi sueño, ya está cumplido”.

Nota de redacción:

Las personas de buen corazón que deseen vincularse a esta gran obra, se pueden comunicar al tel 567 48 04 del albergue o al cel. 3053065416

En Facebook encuéntrelos como “Fundación El Arca de Noé”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *