Cocorná ya tiene su Red de Turismo de Naturaleza

Cocorná ya tiene su Red de Turismo de Naturaleza

Con la entrega de radios, carpas, hamacas, botes, binóculos, botiquines, cuerdas, uniformes y linternas, se clausuró en el municipio de Cocorná el proyecto Eco Rutas Camineras para la Paz, el cual beneficia indirectamente a 600 personas de 10 veredas de la localidad y para el que Cornare realizó una inversión de 60 millones de pesos.

El equipamiento, les permite a los integrantes de la Red de Turismo Comunitaria, la cual nació de manera inesperada en el proceso del proyecto, empezar a ofertar a visitantes y turistas, el turismo de naturaleza que Cocorná ofrece.

Es importante destacar que en este proceso se trabaja directamente con población víctima de violencia y “esperamos generar otra vez el arraigo en su territorio, que los jóvenes encuentren en las veredas otro tipo de hacer, generen empresa en las mismas comunidades y valoren lo que tienen”, indicó Érika María Ciro Muñoz, técnóloga agroambiental de Cornare.

Con los recursos destinados por Cornare para la ejecución y puesta en marcha de esta iniciativa, se entregó dotación, equipamiento, se pagó la mano de obra para la adecuación de las rutas, se realizó el mejoramiento de puntos críticos y se apoyó parte de la publicidad instalada en las rutas.

Fainer Zuluaga, presidente de la Junta de Acción Comunal del Centro Poblado La Piñuela del municipio de Cocorná y también presidente Red de Turismo de Naturaleza EcoRutas Camineras Para la Paz, aseguró que desde años atrás tenían el gran sueño de contar con turismo ecológico en su municipio e incluso habían pensado en implementar algo llamado Corredor Ecoturístico Cañón Verde Río Santo Domingo, hasta que finalmente encontraron en Cornare y la Alcaldía, los aliados que necesitaban para hacer realidad esta ilusión.

“Gestionamos los recursos y empezó esto que se llama Eco Rutas Camineras para la Paz, conformado por siete rutas camineras que son: María Parda, La Palma, La Cascada, Camino de la Roca, Majagual, La Chorrera y El Charco del Amor”, dijo Fainer Zuluaga.

Recuperar algunos caminos veredales que nuestros ancestros utilizaron para llevar sus bestias o sus mercancías y volverlos en un atractivo turístico, ese era uno de los objetivos del proyecto.

“Hay muchas de estas rutas que habían sido abandonadas, otras de pronto son usadas como caminos veredales, pero digamos que no han tenido una connotación dentro del tema turístico, lo que queríamos era proyectar esas rutas como unas iniciales, porque el sueño es poder recuperar otras tantas en función de generar alrededor de ellas unos atractivos, ese el proceso posterior”, concluyó Juan Pablo Guarín Montoya, Gerente de Somos Patrimonio, institución que le presta la asesoría turística a Cocorná.

Es así como la recuperación de estos caminos también facilitará que los niños de las veredas se desplacen a estudiar y que los puentes que en algunos sitios se construyeron, faciliten la comunicación entre las comunidades.

Turismo de aventura, ecológico, avistamiento de aves, camping, son algunas de las opciones que se ofrecen con estas ecorutas camineras a los diferentes tipos de públicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* * * * * Diseñada y administrada por ORIENTESE.CO Comunicaciones - orientese@une.net.co